BLOG

OTROS
6/8/2015

1910 Lartigue, el templo de las telas vascas

1910 Lartigue, el templo de las telas vascas

Nos atrevemos a decir que las telas vascas son un símbolo de la cultura vasca; siendo más explícitos, de la historia y la cultura del País Vasco del Norte. Las telas vascas gozan de una historia que data del siglo XVI y llega hasta la época actual, historia que hemos conocido en la fábrica y tienda de telas vascas 1910 Lartigue (Ascain-Azkaine, Labourd-Lapurdi). Lartigue 1910 es una de las dos únicas fábricas que diseña, teje y confecciona sus propias telas en el País Vasco.


El origen de las telas vascas es un manto que se utilizaba para proteger al ganado. Se trataba de un robusto manto de lino de siete rayas, una raya por cada provincia vasca. Cada oficio tenía su propio manto (el de los campesinos tenía rayas verdes, el de los ganaderos era rojo y el de los pescadores azul) y el grosor de las rayas era símbolo del rango social de cada uno: las familias mejor avenidas gozaban de los mantos con las rayas más gruesas.


En el siglo XVI se empieza a mezclar el lino con el algodón. Es entonces cuando se empiezan a tejer las telas vascas que hoy conocemos, ya que el algodón permite confeccionar telas mucho más blandas y agradables. A mediados del siglo XIX, unas 500 familias del Béarn y el País Vasco del Norte se dedican al sector. Las mujeres hilaban y los hombres tejían.


1910 Lartigue inició su andadura a principios del siglo XX, en 1910, como bien indica su nombre. Calixte y Anastasie Lartigue fueron los pioneros y hoy en día, después de cuatro generaciones, es Philippe Lartigue quien dirige la empresa familiar. Calixte y Anastasie Lartigue empezaron en Oloron Sainte Marie (Béarn) tejiendo tela para las famosas alpargatas de Mauleón-Maule y, con el paso de los años, 1910 Lartigue se ha convertido en un referente de las telas vascas.


La década de los ochenta es una de las claves de su éxito. En esa época, la moda, las telas baratas del extranjero... empiezan a entrar en el País Vasco provocando una crisis en el sector. No obstante, un japonés realiza un pedido más que considerable en una feria de París. Es entonces cuando 1910 Lartigue empieza a crear telas vascas de colores, más allá de la hasta entonces única y típica tela roja, verde y blanca. Aquello hizo que las telas vascas se convirtieran en un objeto de moda, y entrasen en mercados internacionales y casas de gente de un determinado rango social.


En 2012, 1910 Lartigue decide abrir otra fábrica en Ascain-Azkaine (Labourd-Lapurdi). Tanto en la fábrica de Oloron Sainte Marie como en la de Ascain-Azkaine, 1910 Lartigue ofrece visitas guiadas gratuitas para dar a conocer y compartir su historia y saber hacer.
 

Las visitas guiadas muestran el proceso de producción y confección de las telas vascas, desde que se diseñan hasta que se venden en su propia tienda. 1910 Lartigue trabaja como hace 100 años, de forma tradicional y artesanal, en su propia fábrica. Diseñadas las telas, realizan el pedido de hilos y empiezan a tejer las telas. Son las costureras quienes se encargan de la confección de los productos finales para la venta. El proceso de tejer las telas es impresionante: ¡para crear una tela de 1,60 metros de ancho, colocan uno por uno casi 4000 hilos de diferentes colores!

 

1910 Lartigue: Zone de Larre Lore. 64310 Ascain · Tel.: +33 (0) 5 59 26 81 81 · contact@lartigue1910.com · www.lartigue1910.com · facebook · twitter

COMPARTIR POST