BLOG

REGIONES Y CIUDADES
19/7/2015

Sain Jean Pied de Port, el guardián de los secretos del Pirineo vasco

Sain Jean Pied de Port, el guardián de los secretos del Pirineo vasco

Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi se fundó a finales del siglo XII por deseo y orden del rey de Navarra-Nafarroa, en las inmediaciones de la calzada romana que unía Dax con Astorga. Fue la "llave de su reino" del otro lado del Pirineo para el rey de Navarra-Nafarroa, ya que la villa fortificada de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi se construyó en un lugar muy estratégico: en las faldas de los montes de Roncesvalles-Orreaga y muy cerca del camino que cruzaba el Pirineo.

 

Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi no tardó en convertirse en punto de encuentro de comerciantes y peregrinos, y testigo de varias guerras y batallas.

 

Cuando en 1512 el rey Fernando II de España, "El Católico", conquistó Navarra-Nafarroa, también quiso hacerse con Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi, pero no lo consiguió. Después de empeñarse en ello durante casi 30 años, su nieto, Carlos I de España, decidió retirarse de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi y de Basse Navarre por tratarse de un asunto que suponía demasiado gasto militar y logístico.

 

En el siglo XVII, Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi y Basse Navarre se unieron al reino de Francia con privilegios especiales; privilegios que fueron abolidos con la nueva división administrativa dictada por la Revolución Francesa en el siglo XVIII.

 

No hace falta decir, por tanto, que las calles, casas y muros de la villa fortificada de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi guardan muchos secretos. Perderte en sus callejuelas medievales de piedra rojiza puede ser un plan perfecto, pero si tuvieramos que mencionar algunas de las joyas de la localidad, he aquí nuestra propuesta: la Puerta de Santiago, la Ciudadela, la Prisión de los Obispos y el puente de Eyheraberry.


La Puerta de Santiago

La Puerta de Santiago (también conocida como la puerta de Arrakuntzea) es una de las entradas de la muralla de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi. Nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, ha sido durante siglos la puerta de entrada de los peregrinos que se dirigían a Roncesvalles-Orreaga en su camino hacia Santiago de Compostela. Hoy en día, los peregrinos pasan por la puerta de España.

 

Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi ha sido un punto importante en el Camino de Santiago, ya que se trata del paso desde Francia a España. En la Edad Media, los porteros de la muralla velaban por su seguridad y cobraban los portazgos, los peajes.

 

Mencionar también que en época estival, hasta el 31 de agosto, se ofrecen visitas guiadas nocturnas para descubrir la villa y sus murallas. Se realizan los miércoles a la noche (a las 21:00 horas) y es necesaria reservarla previamente en la oficina de turismo. Precio: adultos: 7€ / hasta 12 años: 2,5€ / niños: gratis. 

 

La Ciudadela

La Ciudadela de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi se construyó en el siglo XVII en el alto de Mendiguren, lugar donde estuvo el castillo-fortaleza de los reyes de Navarra-Nafarroa. Se construyó para defenderse de los posibles ataques que pudieran venir del Sur.

 

A unos 70 metros de altura, las vistas que ofrece son espectaculares: entre otros, divisarás la propia villa de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi, los Pirineos, y los viñedos de Irouléguy-Iruolegi y alrededor; el único vino de Iparralde con denominación de origen.

 

La Prisión de los Obispos

Nos encontraremos con la Prisión de los Obispos calle abajo, según bajamos de la Ciudadela, rodeada de casas de estilo vasco. La Prisión de los Obispos es un importante edificio del siglo XIV. Nos hace recordar que Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi fue residencia episcopal por voluntad del papa de Avignon durante el Gran Cisma de Occidente. No obstante, en aquella época no fue una prisión (no se sabe exactamente para qué se construyó): se utilizó de cárcel en el siglo XVIII. Su apelación actual asocia, pues, dos realidades históricas diferentes: la presencia de obispos de la diócesis de Bayonne-Baiona y su confirmada función penitenciaria desde finales del siglo XVIII.

 

La sala de guardia, las celdas, la impresionante sala subterránea y el calabozo suscitan emoción, suscitan angustia.

 

El Puente de Eyheraberry

El Puente de Eyheraberry se construyó en el siglo XVII, aunque se diga que se trata de un puente romano. Tal como es habitual en el caso de varios puentes de Iparralde, reciben dicho calificativo por su estilo arquitectónico, no por la época en la que fueron construidas. 

 

El nuevo puente de piedra sustituyó al viejo de madera del siglo XIV. Tanto uno como otro, unían y unen los dos riberas del río Nive. El puente de madera inicial se desmontaba cuando se preveían situaciones de peligro, cortando así la entrada a la villa.

 

Actualmente, el Puente de Eyheraberry es uno de los símbolos de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi. Se trata del puente rojizo que aparece casi en todas las fotos y postales de la villa.

 

 

Oficina de turismo de Saint-Jean-Pied-de-Port/Donibane Garazi · Plaza Charles de Gaulle, 14. · Tel.:  + 33 (0) 5 59 37 03 57 · saint.jean.pied.de.port@wanadoo.fr · www.saintjeanpieddeport-paysbasque-tourisme.com

COMPARTIR POST